0 item(s)
 x 

¡Tu carro está vacío!

0 item(s)
 x 

¡Tu carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.
Ofertas Otono

Alivio del dolor

cierrese-arriba-hombre-que-frota-su-parte-posterior-dolorosa-aislada-fondo-blanco_1150-2934

 

Hoy os hablamos del dolor. Del dolor físico, que todos hemos sentido y de cómo aliviarlo en la medida en la que podamos.

El dolor es uno de los síntomas que más sufrimiento produce en cualquier enfermedad y constituye un problema básico de salud en todo el mundo. Es una experiencia individual compleja que incluye aspectos sensoriales, emocionales y sociales. Es importante comprender que un mismo dolor no será experimentado de igual forma por distintas personas. Esto es porque los mensajes que el dolor envía a nuestro cerebro son interpretados de forma diferente por cada uno, y porque nuestra experiencia individual en la vida diseña la forma en que experimentamos y expresamos nuestro dolor.

Se define como “una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada a un daño tisular, real o potencial”. Es una señal del sistema nervioso de que algo no anda bien. Puede ayudar a diagnosticar un problema. Sin dolor, podríamos lastimarnos gravemente sin saberlo o no darnos cuenta de que hay un problema médico que requiere tratamiento.

Hay dos tipos de dolor: agudo y crónico. En general, el dolor agudo aparece de repente, debido a una enfermedad, lesión o inflamación. Puede ser intermitente o ser constante. Se puede sentir dolor en algún lugar del cuerpo en concreto, como la espalda, el abdomen, el pecho o la pelvis, o se puede sentir dolor generalizado. Generalmente desaparece, aunque a veces puede convertirse en dolor crónico. El dolor crónico dura mucho tiempo y puede causar problemas graves. Tener dolor de vez en cuando ya es bastante malo de por sí, pero vivir con dolor durante largo tiempo hace que la situación empeore. El dolor suele limitar la habilidad para trabajar, disfrutar y para cuidar de uno mismo. Conforme aumenta, muchas personas suelen abandonar su lucha, admitiendo que la enfermedad les ha ganado y consiguiendo entonces que la enfermedad se convierta en un problema que involucra tanto al que sufre como a los que le rodean. Por tanto, el dolor crónico merece una atención especial como enfermedad con derechos propios. El tratamiento de la enfermedad del dolor crónico requiere la actuación de un especialista con experiencia en este campo, de la misma forma que es fundamental unos conocimientos específicos para el tratamiento de la enfermedad original.

Existen muchos tipos de tratamientos para el tratamiento del dolor, que se pueden dividir en tres categorías: 

  • Los tratamientos físicos incluyen: fisioterapia, ejercicio terapéutico, aplicación de calor y/o hielo (por ejemplo Therma care parches , acupuntura, electroterapia y diversos procedimientos de intervención, como inyecciones en las articulaciones y estimulación de la médula espinal. Los pacientes pueden encontrar diferentes métodos que pueden aliviar su dolor, como el masaje terapéutico. Algunos tratamientos pueden tener un elemento psicológico, como el efecto placebo.
  • Los tratamientos psicológicos, como la terapia cognitiva conductual (TCC) y la hipnosis, se han utilizado para tratar el dolor, pero con resultados inconsistentes con respecto a la efectividad. Algunos estudios han demostrado una ligera mejoría en el estado de ánimo después de TCC, pero no hay pruebas suficientes para afirmar definitivamente que puede aliviar el dolor.
  • Los tratamientos farmacológicos implican el uso de diferentes tipos de medicamentos, principalmente analgésicos y antiinflamatorios. El tipo de medicamento depende del sitio, la gravedad y la causa probable del dolor. Por ejemplo, el dolor leve se puede controlar con analgésicos de venta libre como paracetamol e ibuprofeno, mientras que el dolor intenso (después de una lesión o cirugía, por ejemplo) se puede tratar con opiáceos. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) se usan ampliamente, mientras que los antidepresivos se pueden recetar para afecciones como la fibromialgia.

El analgésico es prescrito por el médico en función del tipo y la duración del dolor, y sopesando los posibles riesgos y beneficios.

En Plaza de Chamberí disponemos de algunos remedios contra el dolor que son bastante interesantes y que no precisan la visita a su médico. Por ejemplo, el aceite de masaje AROMALGIC de PRANAROM evita dolores en articulaciones y músculos con eficacia comprobada. O algunos medicamentos de venta libre que podremos recomendarle en función de su problemática, atendiendo a sus circunstancias como paciente.

Consúltenos sobre su dolor, en Plaza de Chamberí estaremos encantados de atenderle.

 

<a href="https://www.freepik.es/fotos/fondo">Foto de Fondo creado por jcomp - www.freepik.es</a>

0
 

Comentarios

¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Logo Unión Europea

MARÍA PALOMA GARCÍA-MAURIÑO SÁNCHEZ, ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido implantar las siguientes soluciones: Presencia web a través de página propia. Esta acción ha tenido lugar durante los años 2018-2019. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Madrid”.


-Fondo Europeo de Desarrollo Regional -Una manera de hacer Europa-